Consejos para cambiar cerraduras de seguridad

Consejos prácticos para cambiar cerraduras de seguridad.

Al igual que con el cambio del bombín, te traemos una serie de datos y consejos útiles para cuando decidas cambiar tu cerradura de seguridad. De forma similar, tendrás que tener en cuenta ciertas medidas y características para hacer la mejor elección.

Para cambiar las cerraduras de seguridad es importante tener en cuenta ciertos detalles y medidas.

Antes de escoger una marca en especial…

Hay varios aspectos que debes tener presentes antes comenzar: el tipo de puerta, el tipo y calidad de la cerradura, además de las funcionalidades que tiene ésta última.

Con el objeto de refinar la búsqueda de la cerradura más adecuada, deberás recabar la información más específica posible.

En primer lugar, hablemos del tipo de cerradura de seguridad; es posible encontrar cerraduras para empotrar, algunas con sistemas anti pánico, con resbalón, cierres y cadenas, de superficie, entre otras.

Tipos de cerraduras de seguridad

A continuación describiremos cada una para que tengas una idea de sus características principales.

Cerraduras para empotrar.

Están diseñadas para embutirlas en la puerta, son reversibles de manera tal que pueden instalarse sin importar el sentido de apertura de la puerta (derecha o izquierda). Estas a su vez, se clasifican en:

  • Cerraduras con resbalón: poseen una pieza que se retrae al cerrar la puerta y luego se dispara nuevamente para mantenerla cerrada.
  • Cerraduras con resbalón y cierres: posee un cierre adicional al resbalón que se echan girando la llave.
  • Cerraduras con resbalón, cierre y cadenas: adicionalmente a los dos elementos anteriores, incluyen una cadena asegurada que se coloca en la parte interior y solo permite que la puerta sea abierta en un ángulo limitado.
  • Cerraduras anti pánico: son diseñadas para que puedan abrirse desde afuera en caso de cierre.

Cerraduras de sobreponer.

Al contrario de las cerraduras empotradas, éstas se colocan por encima de la puerta, bien sea por dentro o por fuera de la misma. Dentro de esta categoría existen las siguientes:

  • Con pestillo y cierre.
  • Con cierres múltiples, ubicados lateralmente que se echan por medio de la llave en un solo punto de la puerta.
  • Cerraduras de puntos múltiples, en varias zonas de la puerta (arriba, abajo, lados).

Obviamente, al escoger una cerradura con puntos múltiples de cierre, tendrás mayor seguridad que las de cierre en un solo punto de la puerta.

Recomendaciones según el tipo de puerta.

Las cerraduras de sobreponer o de superficie, son más frecuentes en las puertas de entrada. Si necesitas instalar puertas blindadas en tu oficina o negocio Rapid Rivas te ofrece la posibilidad de fabricar puertas blindadas a medida.

Cuando se trata de puertas de madera, suelen usarse ambos tipos (de sobreponer y de empotrar), mientras que las puertas metálicas suelen llevar cerraduras de empotrar.

Todos estos consejos son de mucha utilidad a la hora de hacer tu elección. Sin embargo, no está de más que busques la asesoría de un especialista que te oriente para dar con la opción más adecuada según tu caso particular. Estaremos siempre dispuestos a ofrecerte nuestras recomendaciones en todo momento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *