¿Cuáles son las técnicas de robo más utilizadas?

Las técnicas de robo más utilizadas por los ladrones.

Estar cien por ciento protegido de los robos es algo bastante difícil de lograr, si no imposible. Por supuesto que podemos adoptar ciertas medidas para estar mucho más seguros, pero el riesgo de ser víctimas de un robo siempre estará, en mayor o menor medida, latente. En esta entrada describiremos algunas de las técnicas de robo más usadas para que prevengas este tipo de situaciones.

Técnicas de robo

Conocer las técnicas de robo más comunes nos permite tomar acciones preventivas.

El bumping: de solución a problema

Esta técnica comenzó siendo una manera de resolver un problema de puertas atascadas y otras situaciones en las que era necesario abrir una cerradura por la fuerza. Los cerrajeros la utilizaron por mucho tiempo para ayudar a sus clientes en apuros.

Pero ahora se ha convertido en la principal técnica que usan los ladrones para introducirse en los hogares. Esto se debe a lo fácil de aprender que resulta, por lo que casi cualquier persona puede ponerla en práctica.

Basta con una llave modificada y un martillo para aplicar el método del bumping. Se calcula que en poco más de veinte segundos, es posible abrir una puerta, tan sólo metiendo la llave en la cerradura y golpeándola para alinear los pistones que están dentro del cilindro de la cerradura.

La técnica del taladro

Este método es simple pero es más común en casas alejadas en las que no  hay vecinos en las proximidades, pues de ser así sel ladrón sería rápidamente descubierto. Consiste simplemente en emplear un taladro de manera que se rompa el cilindro, manipulando posteriormente la cerradura hasta abrirla.

Uso de la ganzúa

También es muy común entre los ladrones. Produce muy poco ruido y casi no deja evidencia alguna, pero requiere de mucho cuidado y experiencia para llevarlo a cabo, siendo más dífícil que el método del bumping.

El método del Impresioning

Esta modalidad ha cobrado una lamentable popularidad entre los ladrones. Se trata de copiar la forma de la llave imprimiendo las muescas de la cerradura en una lámina de aluminio, es decir, es una impresión que reproduce la forma de la llave. Por supuesto, no se deja rastro alguno de esta operación al igual que el bumping y el uso de la ganzúa.

Pero todo tiene una solución, y nosotros te recomendamos que instales una cerradura con características a prueba de bumping, ganzúa  y taladro para que, si bien no vas a tener una puerta imposible de abrir, por lo menos les pongas una mayor cantidad de obstáculos a los ladrones, de tal manera que desistan de seguir intentando entrar en tu casa. Les llevará tanto tiempo tratar de sobrepasar tantas barreras que temerán ser descubiertos entre tanto. Elige sistemas que te garanticen la mayor seguridad posible para tu casa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *